Claves para detectar un ataque a tu cuenta de Instagram o Facebook

Las redes son una herramienta magnífica para crear comunidad y mantener el contacto con tus clientes.

Instagram y Facebook, las redes sociales más usadas en la actualidad, cada vez incorporan más funcionalidades que nos ayudan a poner en valor nuestros productos y servicios. Pero también hay que tener precaución para evitar que nos hackeen la cuenta y perdamos el acceso a ella. Por ello te damos varios consejos para proteger tu cuenta.

En primer lugar, has de saber que si cualquier red social detecta que has infringido alguna norma, son ellos los que directamente eliminan la publicación y te avisan, por lo que desconfía de mensajes en los que piden hacer clic para ver qué publicación ha infringido las normas.

Si recibes un enlace, fíjate siempre que sea el de la página oficial –pon el cursor encima del enlace, sin pinchar, y mira la url que sale- y que empiece por https, no solo http. La diferencia es que esa s es la que establece el protocolo de seguridad para que no puedan interceptar la información que compartes con la web en cuestión.

Nunca des tus claves de acceso en formularios que te lleguen por email o enlace en mensajes directos. Las plataformas de redes sociales nunca te van a pedir la contraseña por estas vías.

No lo pongas fácil con las contraseñas

Establece una contraseña lo suficientemente segura y difícil, y diferente al resto de contraseñas que tengas. También se recomienda cambiarlas cada cierto tiempo. Igualmente, si sospechas que alguien ha podido acceder a tu cuenta, cambia la contraseña lo antes posible y no la compartas con nadie más.

Cuando descargues aplicaciones de terceros que te pidan tu usuario y contraseña de redes sociales, asegúrate de que la app es fiable y fíjate en los permisos que te pide para usarla (acceso a contactos, ubicación, galería, etc.). Evita usar las típicas aplicaciones para conocer quién te deja de seguir. Si estás realizando una buena estrategia de contenidos en redes sociales, este aspecto no te debe preocupar.

Cierra las sesiones en los dispositivos. Si abres sesión en portátil, tablet, móvil, etc., recuerda cerrarlas cuando termines de usarlas, especialmente si los dispositivos son compartidos con otras personas.

Establece la autentificación en dos pasos. Para ello, descárgate Google Authentificator a través de Google Play o Apple Store. Ve a Instagram o Facebook y activa la opción “app de autenticación”. En Instagram debes darle a “añadir token”; en Facebook te aparecerá un QR que puedes escanear para establecer la configuración de la cuenta automáticamente.

Después vuelve a la app de Google Authentificator y sigue los pasos. Con esta app, además de ingresar tu nombre de usuario y contraseña, te pedirá también introducir un código de verificación, que es el que te proporciona Google Authentificator. Te recomendamos anotar los códigos de respaldo, por si necesitas acceder a tu cuenta y no tiene la app de Authentificator a mano.

Si aun así crees que te han hackeado la cuenta, debes reportarlo directamente a la red social, donde te indicarán los pasos a seguir para poder recuperarla.

No hay comentarios.

Agregar comentario