El liderazgo en tiempos de crisis

La comunicación interna, de la que muchas empresas prescinden, cobra más importancia que nunca.

Nos encontramos inmersos en una crisis sin precedentes que está dejando a muchas empresas en la estacada. La crisis económica derivada de la pandemia hace que prácticamente todos los esfuerzos se centren en cuadrar números para sobrevivir. Sin embargo, es precisamente en estos momentos de incertidumbre cuando más debemos pensar en nuestros trabajadores y seguir estos principios:

Empatía y cercanía

Sin duda, la COVID-19 ha forzado la implantación del teletrabajo en empresas donde antes hubiese sido impensable. Está demostrado que esta forma de trabajo goza de numerosas ventajas, pero también es cierto que requiere de una gran cultura de la comunicación para llevarla a cabo, puesto que a toda la incertidumbre, caos y en la mayoría de los casos reducciones de jornada, hay que sumar el hecho de no vernos. Por ello es sumamente importante usar las herramientas que nos ofrece la tecnología para paliar esta falta de comunicación física.

Establece reuniones periódicas con tu equipo para hacer seguimiento de proyectos, pero no te olvides de la parte humana. En lo que llevamos de confinamiento, ¿has llamado a tu equipo para preguntarles cómo están? Es importante que sepan que estás ahí y que te preocupas por ellos.

Hoy en día existen multitud de herramientas para ello: Skype, Hangout, Whatsapp, etc. Todas ellas te permiten hacer videollamadas y establecer ese contacto visual que te dejará ver cómo se encuentra tu personal. Es cierto que estamos en un momento ante el que, en muchas ocasiones, no podremos hacer nada para mejorar la situación de nuestros empleados, pero te sorprenderías de lo que una llamada de apoyo puede significar para muchos.

Transparencia

Este punto es fundamental siempre, pero más incluso en situaciones de crisis. Sabemos de lo difícil que está siendo también para los empresarios. Muchos han cerrado y otros se han visto obligados a hacer ERTEs y tomar medidas poco populares.

Sin embargo, la transparencia es vital para mantener confianza de tu equipo. Sé claro con ellos desde el principio, explícales en qué situación se encuentra la empresa, qué medidas se van a tomar y cómo les van a afectar, y ofrécete para responder a todas sus dudas. Tú eres la mejor fuente de información que pueden tener.

Agradecimiento

Muy relacionado con el primer punto. Nos encontramos con empleados que tienen que teletrabajar a la vez que cuidan de los niños, otros que aun estando en ERTEs de reducción de jornada siguen echando horas de más para sacar el trabajo adelante, y otros con ERTE en suspensión de contrato que han visto cómo sus planes de vida se venían abajo. Es por ello que hay que mostrarles nuestro agradecimiento sincero como jefes/directivos. Son los empleados los que hacen grande a una compañía, por ello no hay que olvidar agradecerles el esfuerzo que hacen especialmente ahora.

Demuéstralo con hechos

Hablábamos en el punto anterior de agradecimiento sincero, y qué hay más sincero que demostrar las cosas con hechos. Hay numerosas medidas hacia los empleados que se pueden llevar a cabo sin que supongan un enorme gasto extra para la empresa: darles unos días extra libres cuando todo pase, bonos para usar en tu producto o servicio, flexibilizar horarios para conciliar mejor, etc.

Piensa en qué medida se ajustaría mejor a tu caso y aprovecha para ponerla en marcha. Tus empleados no lo olvidarán.

Déjate asesorar por expertos

En Atenas Comunicación ponemos a disposición de tu negocio un equipo de especialistas en comunicación corporativa, con experienia en diversos sectores, como la hostelería, el turismo, la salud, el sector servicios o el deporte.

Cuenta con una consultoría personalizada para tu empresa en tan solo dos clics.

No hay comentarios.

Agregar comentario