Publicidad programática

Publicidad programática: ¿qué es?

Estar al día en el mundo del marketing y la publicidad implica conocer nuevos conceptos prácticamente a diario. Hoy queremos mostrarte de qué trata la publicidad programática, qué ventajas e inconvenientes tiene y cómo puedes implementarla en tu estrategia de marketing digital. ¿Te quedas leyendo con nosotros?

¿Qué es la publicidad programática?

La publicidad programática o programmatic advertising es, más que una herramienta, una solución para que tu estrategia de marketing destaque entre la multitud. De lo que se trata es de ofrecer al usuario lo que quiere en el momento preciso, aunque puede ser que el usuario todavía no lo sepa.

Pongamos un ejemplo para que lo entiendas mejor: estás pensando en comprarte unas zapatillas de deporte nuevas, las has visto por Instagram (la llevan muchos influencers) e incluso has hecho un par de búsquedas en Google para ver dónde comprarlas físicamente o de forma online. Además, has guardado publicaciones en las que aparecen esas zapatillas y se las has enseñado a tus compañeros de trabajo para ver qué les parece. Por la noche, te sientas en el sofá a leer noticias y te aparece un anuncio de esos mismos zapatos. ¿Magia? No, publicidad programática.

La publicidad programática gira en torno a los ads. Lo que la diferencia de la publicidad tradicional es que no estás comprando espacios publicitarios a un determinado blog o medio de comunicación. El anunciante paga para aparecer a los usuarios que tengan más interés en el producto, mediante un sistema de compra automatizada mediante algoritmos. De este modo, lo más probable es que la tasa de conversión de tus campañas de publicidad se dispare.

Ventajas de la publicidad programática

Lo que más nos gusta de la publicidad programática es su eficacia. Como te comentábamos, aplicando este modelo, la tasa de conversión en tus campañas notará grandes mejoras. Además:

  • Permite que conozcas mejor a tu cliente. Segmentando y observando los resultados, podrás ver si el target que determinaste para tu marca es el adecuado o si, por el contrario, estabas equivocado. Además de una solución estupenda, es una fuente de insights.
  • Puede estar presente en distintos medios: Podrás segmentar por territorio, temáticas o canales. Así pues, también puedes observar qué canal funciona mejor para tu estrategia o dónde se encuentra tu público objetivo.
  • El alcance también se dispara. Dependiendo de lo que ofrezcas, puedes internacionalizar tus servicios o productos. Quizás te llevas grandes sorpresas y descubres nuevas oportunidades de negocio en otros países.

Inconvenientes de la compra programática

En la vida y en la publicidad no todo puede ser bueno. Pero en este caso, casi.

Desde hace un tiempo, los usuarios nos estamos dando cuenta de que este fenómeno llamado publicidad programática existe. Esto produce cierto rechazo, ya que nos sentimos observados.

Además, los anuncios funcionan por un sistema de pujas, lo que puede derivar en altos costes para la marca. Este aspecto se puede solucionar si tienes los conocimientos necesarios para pujar por los conceptos adecuados.

La inversión también es importante, pero lo que determinará el éxito de la campaña será la calidad y no la cantidad económica. Si no tienes conocimientos en esta área, siempre puedes ponerte en contacto con un profesional. ¡En Atenas estaremos encantados de ayudarte!

¿Cómo implementarla?

Como decíamos, la publicidad programática está basada en el Big Data y funciona con un sistema de pujas. Si quieres implementarla en tu negocio o marca, debes acudir a herramientas de compra programática o agencias que trabajen este canal. Recuerda que contar con un experto puede ahorrarte tiempo y dinero.

¿Quieres que hablemos de las pujas digitales en nuestro blog? ¡Déjanos un comentario!

post

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Ir arriba