fbpx

8 claves para triunfar con tu campaña de influencers

El marketing de influencers ha vivido un boom en los últimos años. Es un campo aún desconocido por muchos y en el que, como en todo, también ha habido fraudes. Sin embargo, hacer una campaña de influencers bien seleccionados es una estrategia muy recomendable que suele dar buenos resultados, especialmente en ecommerce, y que te animamos a probar.

Para ayudarte a dar el primer paso, te traemos 8 claves que debes tener en cuenta a la hora de diseñar tu campaña de influencers:

1. Objetivo de la campaña. Lo primero que tienes que hacer es definir el objetivo de la campaña. ¿Buscas conversión, alcance, aumentar tu notoriedad de marca, llegar a nuevos públicos?

Aquí hay que mencionar que estas estrategias suelen usarse más para branding y generación de notoriedad que para ventas, aunque, bien usadas, la conversión puede llegar a ser importante.

2. Red social. Aunque Instagram es la reina de las colaboraciones con influencers, estas estrategias pueden llevarse a cabo en cualquier red social, en función de los objetivos de tu marca y de dónde se encuentre tu target.

3. Tipos de influencers. Los influencers se pueden dividir según el número de seguidores en:

    • Nano influencers: de 1.000 a 5.000 seguidores y una tasa de engagement de en torno a un 5,6%.
    • Microinfluencers: de 5.000 a 100.000 seguidores. Tasa de engagement: 2,3-3,2%
    • Macroinfluencers: de 100.000 a 1 millón de seguidores. Tasa de engagement: 1,8-2,05%
    • Celebrities: más de 1 millón. Tasa de engagement: 1,6-1,97%

*Estas métricas están calculadas en base a Instagram. Cada red social tiene una división diferente.

Otra segmentación sería por categorías. Los hay especializados en moda, belleza, gastronomía, maternidad, etc. Existen infinidad de nichos y debes tener el tuyo en cuenta a la hora de elegir un influencer para tu campaña. Es fundamental estudiarlos a ellos y a su público para elegir el que más se adecue a tus valores de marca y target.

4. Métricas. Este es un apartado clave a la hora de seleccionar a tu influencer. Antes hemos hablado de los seguidores, y es ahí en lo que se fija la mayoría. Sin embargo, hay métricas mucho más valiosas que nos van a permitir detectar la calidad de una cuenta.

Lo principal que debes pedir al influencer es: tasa de engagement, edad y ciudad/país de sus seguidores, alcance de sus posts/stories y evolución del número de seguidores de la cuenta. Lo ideal es que te aporten pantallazos de sus métricas. También puedes calcular el engagement viendo directamente en sus posts los likes y comentarios, los divides entre el número de seguidores y lo multiplicas por 100. Puedes coger los últimos 6 para hacerte una idea de cuál es su tasa de engagement.

La evolución del número de seguidores te va a dar una idea de si los seguidores han podido ser comprados, si hay unos picos exageradamente elevados en un periodo corto de tiempo. Y la edad y origen de los seguidores te van a permitir valorar si su target encaja con el de tu producto o servicio.

Aparte de las métricas tienes que valorar si el influencer tiene un feed cuidado, si su perfil de audiencia casa con tu target y evitar asociarte con aquellos que tengan una imagen negativa o de controversia. Para ello también puedes poner el nombre del influencer en Google y ver los resultados. Esto funciona mejor con los macroinfluencers y celebrities, que suelen generar más interés mediático.

5. Remuneración. Este tema suele ser delicado. Los influencers funcionan bien, es un marketing de poco coste en comparación con la publicidad tradicional, pero siempre van a requerir dar algo a cambio. A veces puede bastar con regalarle nuestro producto o servicio, especialmente en el caso de los nano y microinfluencers, y otras veces te pedirán un fee, que es lo más normal. Pagar o no dependerá de las posibilidades de cada empresa, pero es un aspecto que debes tener en cuenta. Si tienes un presupuesto bajo puedes trabajar con varios nano y microinfluencers, en lugar de con una celebrity.

6. Contrato. Te recomendamos trabajar siempre con un contrato en el que queden reflejadas todas las condiciones de la colaboración: duración, número y tipo de publicaciones, redes sociales donde publicará, si hay remuneración económica o solo en especie, requisitos que el influencer deba cumplir en sus publicaciones (uso de hashtags o menciones o inclusión de enlace trackeado, por ejemplo).

Un punto importante aquí es incluir que el influencer debe enviarte las métricas de los resultados de la colaboración: alcance, impresiones e interacciones son las básicas.

Otro punto que debes plantearte es si quieres incluir una aprobación previa del contenido, esto es, que pase por tu ok antes de que el influencer lo publique. Nosotros te recomendamos no hacerlo, ya que resta espontaneidad e inmediatez. Es preferible dejar por escrito en el contrato qué tipo de contenidos queremos que promocionen y con qué mensaje de fondo, y darles libertad para que ellos lo hagan de la forma más natural posible para sus seguidores. También puedes incluir un guideline o briefing con ejemplos de cómo te gustaría que se mostrase el producto (imagen/vídeo) o se hablara del servicio (copy). Pero es bueno que confíes en su criterio, ya que ellos conocen a su audiencia mejor que nadie.

7. Monitorización de la campaña. Una vez puesta en marcha la colaboración es importante que hagamos un seguimiento diario para comprobar que se está cumpliendo el contrato y que todo va según lo estipulado, para que, en caso contrario, podamos rectificar cuanto antes.

¿Cómo medir el resultado de tu campaña?

8. Medición de resultados. ¿Cómo puedo saber si la campaña ha funcionado? Como comentamos al inicio, los influencers ayudan, sobre todo, a dar mayor visibilidad a nuestra marca. Esto no es tan fácil de medir como las conversiones, pero sí hay factores que puedes valorar para saber si tu campaña con influencers ha tenido éxito. Por ejemplo, puedes ver si durante la colaboración ha aumentado el número de seguidores o tasa de engagement de tu cuenta más de lo normal, o si has tenido más ventas.

En el caso de que hayas incluido un enlace trackeado en la colaboración sí podrás saber cuánta gente ha pinchado en él y cuánta gente ha comprado tu producto gracias a la publicación del influencer.

Por último, puedes calcular el CPM (coste por mil) de la colaboración dividiendo el coste de la misma entre el número de impresiones y multiplicarlo por 1.000.

Estas son nuestras aportaciones para una campaña de influencers exitosa. ¿Añadirías alguna más? Te leemos en redes sociales.

No hay comentarios.

Agregar comentario